Home > Sin categorizar > Casos de uso > Sincronización de contactos GAL del servidor Exchange a la nube mediante itrezzo UCM y CiraHub

GAL Migración lenta de Exchange Server a Office 365

Actor principal: Eagle Edge Technologies

Punto de dolor del cliente

Eagle Edge Technologies, LLC es una destacada empresa de ciberseguridad del área de la bahía de San Francisco que buscaba migrar los contactos de su lista global de direcciones (GAL) de un servidor Exchange al servicio en la nube de Microsoft, Office 365. La empresa contaba con un sólido GAL que incorporaba los contactos de los empleados, los clientes, los proveedores y otras personas de importancia. En una reunión interna, Sean, director de informática de Eagle Edge, destacó que el proceso de transición llevaría tiempo y que, durante un tiempo, tenían la intención de operar en un entorno híbrido. Sin embargo, informó a los directivos de que esto crearía una pesadilla logística, ya que los servicios de migración de Microsoft sólo permitían transferir los contactos GAL que tuvieran un buzón de correo asociado; en resumen, todos sus contactos GAL externos se perderían en el proceso. Además, aunque era posible copiar estos contactos, cualquier cambio realizado en la GAL de Exchange tendría que actualizarse manualmente en la GAL de Office 365, un proceso que, en opinión de Sean, supondría una pérdida excesiva de horas y sería propenso a errores. En ese momento, la empresa tenía más de 14.000 contactos por migrar, entre empleados, clientes y proveedores.

Su solución

Sean encuentra un conjunto de soluciones para la migración de GAL; itrezzo Unified Contacts Manager (UCM) y CiraHub. Para realizar la migración, Sean primero inició un proceso en itrezzo para sincronizar la GAL de intercambio de Eagle Edge con una lista de contactos de la carpeta pública de intercambio de sólo lectura. A continuación, utilizó CiraHub para leer esos contactos de la carpeta pública y sincronizarlos con la lista de direcciones globales de Office 365 de la empresa. El resultado fue que cada vez que se añadía un contacto a la lista global de direcciones de la empresa, ese contacto se reflejaba en su nueva GAL de Office 365. Esos contactos se sincronizarían con los teléfonos de los empleados de forma regular. Como resultado, Sean calcula que su departamento ahorra actualmente entre 4 y 5 horas a la semana en tareas rutinarias de gestión de datos.